gallery/bannerimg
gallery/blog_logo
gallery/facebook_tr
gallery/sylfos_tienda_tr
gallery/horario ok

 

 Del buen uso de los aceites esenciales:

“Los aceites esenciales son productos de composición generalmente bastante compleja, que encierran principios volátiles contenidos en los vegetales y más o menos modificados durante la preparación. Para extraer dichos principios volátiles, existen diferentes procesos. Únicamente dos son utilizables para la preparación de los aceites esenciales: por medio de la destilación con vapor de agua de plantas, con aceites esenciales o de algunos de sus órganos, y el método por expresión “(definición de la Farmacopea).

 

Definición y criterios de elección:

De acuerdo con la farmacopea Europea, se denominan aceites esenciales al conjunto de las moléculas aromáticas volátiles obtenidas por destilación con vapor de agua o por expresión en el caso de los cítricos. Se trata de un extracto vegetal muy complejo (varios centenares de moléculas) obtenido por arrastre por medio de vapor de agua. Los aceites esenciales son un concentrado de activos vegetales aromáticos muy potente. Para evitar todo tipo de desagrado ligado al uso de un aceite impuro, seleccione la mejor calidad de aceite esencial, 100% PURO Y NATURAL (no se sacó nada y no se agregó nada), y 100% natural.


Conservación:

Alejado de la luz (frasco ámbar o de color azul, de vidrio), Guardar en posición vertical con una temperatura entre 5 y 25ºC.


Precauciones:

Mantener alejado de los niños (bajo llave).

Mantenga siempre las etiquetas legibles para evitar todo tipo de confusión.


Principales usos de los aceites esenciales:

Aromaterapia
Masajes terapéuticos
Cuidados dermocosméticos y capilares
Balneoterapia
Perfumería
Gastronomía.

Diferentes vías de absorción:

Oral
Transcutánea
Cutánea
Pulmonar

Los aceites esenciales no son solubles en agua: ¿ cuál es el excipiente apropiado?

Aceite vegetal: elegir según sus propiedades

Miel
Crema neutra (crema de día, de noche, hidratante…)
Champú neutro
Gel de ducha, Espuma de baño, etc.

Las diluciones:

De manera general, de 1 a 3% para la cara; de 5 a 20% para el cuerpo. Siempre debe tomarse en cuenta la toxicidad de cada aceite (fenoles, aldehídos, etc.)

 

Las prohibiciones:

La automedicación esta prohibida, particularmente para :

        - mujeres embarazadas o amamantando,

        - niños menores de 3 años,

        - personas que padecen de insuficiencia renal o hepática

        - personas de edad

        - personas que sufren patologías pesadas y de larga duración.

Inyecciones de aceites esenciales (IV, IM, etc.,)
Aplicación de aceite esencial puro en las mucosas (genitales, anal, auricular, nasales, oculares, etc.)
Agregar aceites esenciales en el agua (baño): utilizadas de esta manera, pueden conllevar irritaciones de tejidos.
Difusión (aerosoles, difusores) para las personas alérgicas o asmáticas.

 

Precauciones de uso: algunas reglas elementales:

  1. Se debe poner mucha atención en caso de pacientes que presentan un terreno alérgico conocido. Algunas moléculas potencialmente alergizantes pueden estar presentes en los aceites esenciales: cinnamaldehide, cinnamate de benzyte, alcohol cinnamico, citral, citronellol, eugenol, isoeugenol, farsenol, geraniol, d-limoneno, linalol, curmarina, alcohol para-anisilico. Alcohol benzilico, benzoato de benzite, salicilate de benzite. Antes del primer uso, se recomienda verificar por medio de un test cutáneo la tolerancia con los aceites esenciales: aplicar en la parte interna de la muñeca y observar la reacción después de algunas horas.

  2. Algunos aceites esenciales son irritantes para la piel y las mucosas; tomar en cuenta la dermocausticidad de los fenoles y de los aldehídos para la piel y las mucosas. Elegir excipientes adaptados y concentraciones adecuadas (diluir al minimo al 20%). Por otra parte, dichos aceites esenciales son hepatotoxicos por vía oral.

  3. Los aceites esenciales ricos en fenoles pueden ser hepatotoxicos (uso interno). Para la vía oral, hay que elegir entre una administración prolongada de pequeñas dosis y un tratamiento corto con dosis más elevadas.

  4. Todos los aceites esenciales del género Citrus son fotosensilisantes. No exponerse al sol durante las 6 horas que siguen a una aplicación o a una ingestión.

  5. El aceite esencial de Menta piperita nunca debe ser aplicado en una zona cutánea extendida ya que puede provocar una reacción helada.

  6. Los aceites esenciales ricos en monoterpenos pueden ser nefrotóxicos: será necesario entonces evitar la absorción por vía oral de los aceites esenciales del género Pinus, del género Abies, del género Juniperus, de Santalum album 

  7. Los aceites esenciales ricos en cetones pueden tener un efecto neurotóxico y abortivo. Por lo tanto, bajo ningún concepto deben ser administradas a mujeres embarazadas o amamantando, ni por vía oral ni por aplicación local. Sin conocimiento mayor de dichos aceites, no administrar a niños, a mujeres embarazadas o amamantando, ni a personas de edad o neurológicamente frágiles (epilépticos, trisomicos, etc.)

  8. Un seguimiento médico es indispensable para todo tipo de patologías de larga duración (insuficiencia renal, insuficiencia hepática, personas de edad, etc.), ya que es necesario verificar la ausencia de interacciones entre los aceites esenciales y los tratamientos médicos en curso.


Ingestión accidental:

Hacer ingerir un aceite vegetal y, si es posible, hacer que vomite: 1 a 3 cucharadas sopera (30 grs. Aprox.). Nunca dar a beber agua. Contactar el servicio de urgencia o anti-tóxico.


Proyección en el ojo:


Secar el ojo en urgencia con un algodón bastante empapado con aceite vegetal puro o poner varias gotas de dicho aceite sobre el globo ocular. Si no hay mejoría, contactar el servicio de urgencia.


Certificación:

La mayoría de nuestros productos tienen certificación ECOCERT (BP 47 - 32600 L’Isle-Jourdain – Francia) según el Referencial de los Cosméticos Ecológicos y Biológicos.

 

 

gallery/precaucion